?

Log in

No account? Create an account
 
 
27 September 2013 @ 11:12 am
La película de Dragon Ball  
Este review está lleno de spoilers por lo que se recomienda que si no han visto la película o si no son fans de los spoilers se tomen su tiempo para irse a otro blog/journal. Puesto que seguramente para estas fechas todo mundo estará comentando de lo mismo.
Tengo que añadir que Dragon Ball, por más que sea parte de mi niñez, no es una de mis series favoritas. Amante de la fantasía y lo mágico, la serie me parecía muy entretenida pero con muy pocos momentos dónde la historia giraba de manera inesperada y tomando en cuenta que las películas tenían la misma estructura siempre (Aparece villano, villano tiene lacayos, los lacayos pelean con todos los otros guerreros Z en batallas dónde abusan de su fuerza, velocidad y habilidades especiales. Sin embargo el villano mayor es demasiado fuerte y no pueden con él. Hasta que llega Gokú y después de una buena arrastrada, aumenta su poder de pelea y le gana al villano con un poderoso Kamehameha. La verdad mi entusiasmo era mero nulo pero quería ir con mis amigos que parecían muy emocionados y quería también apoyar a la industria para que sigan trayendo películas de este tipo. Así que modorro, a las 11 de la noche, arrastrado por la oscuridad de mi casa (se nos acababa de ir la luz por una tormenta), además que desilusionado porque no iría una persona que tiene mi fijación, nos dirigimos hacia el cine en dónde la cantidad de fans y prestos para ver el estreno de la película me abrumaba.
La mayor parte hombres entre los 18 y 20 y tantos años gritando emocionados ante el fanatismo. Media hora antes para toparse con caras amigas inesperadas y otros tantos que son del medio. Juro que cuándo me senté en mi asiento pasó el pensamiento por mi cabeza "Ya no estoy para estos rollos".
Comenzó la película y lo primero que pensé es "porfavor que no me duerma, porque entonces si tendré que dar explicaciones", pero para mi sorpresa, al ver las imágenes de Toei, mi cuerpo recibió una pequeña emoción que no había tenido en años.
La verdad en general me comí todas mis palabras y emociones que sentí antes y me arrepiento de haber pensado en no ir. La película fue bastante buena y cambiaron la estructura de la película en busca de crear una sensación llena de nostalgia. No puedo describir la emoción que sentí al ver a Pilaf y su séquito, al ver a todos los guerreros Z, al ver que mencionaban a Freezer. La película continuó y apareció el villano... debo admitir que tiene de las actitudes más relajadas y curiosas que hay, él y su homosexual asistente se la pasaron tragando toda la película. El villano me pareció muy raro, pero a la vez fue la deidad perfecta, que se rendía ante los placeres, le gustaba mezclarse con los humanos para conocer sus tradiciones pero fuera de eso jamás dejó su puesto en el trono de las deidades. Con una fuerza y habilidad incomparable, es de los pocos malos que llego a pensar "Vaya por fin Dragon Ball muestra una diferencia de un ser x a un dios. (La verdad Kamisama, Kayoshin, y Kayosama se veían bien patéticos después de un rato).
La película esta llena de emociones y tanto hay momentos en los que uno se ríe, se asombra o simplemente se emociona incontrolablemente. De dos golpes este dios le gana a Goku en la primera pelea y eso que estaba en SS3, le metió una tunda a Gotenks y humillado le pide perdón, y lo de Bulma y Vegeta, DAMN Bulma y Vegeta, nació en mi un gusto enorme por esta pareja la cuál parecía sólo unida por situaciones curiosas pero dónde ves que si existen sentimientos de por medio. El golpazo que recibes cuando te das cuenta que Bulma tiene 38... y que el asistente homosexual no es sólo el maestro del Dios sino que es literalmente el ser más fuerte de este universo.
Claro que cómo todo hubo unas cuántas decepciones. Las peleas son pocas y no están animadas tan perronamente, las batallas son pocas y cortas, sin mucha destrucción por más "Overpowereada" que sea vea. Esta vez no pelean todos... bien.
Pero fuera de eso, esta es por mucho, mi película favorita de Dragon Ball. Probablemente tampoco podrán quitarsela de encima muchas mentes que hace ya más de una década que se sentaron en sus casas a cenar viendo Dragon Ball.
Tags:
 
 
Current Mood: bouncybouncy